DEPILACIÓN DEFINITIVA

La depilación definitiva láser es un tratamiento altamente rentable para los centros de estética, ya que se trata de uno de los sistemas más solicitados en el mundo entero.

El empleo del láser en depilación marcó un antes y un después. Es la única respuesta al exceso de vello tanto en hombres como en mujeres y además ayuda a evitar problemas dérmicos como la foliculitis.

Permite que las personas puedan librarse del vello no deseado de forma segura y permanente, sin tener que recurrir a métodos más cruentos, molestos y poco efectivos, como sucedía antaño con la depilación con cera.

Qué es la Depilación Definitiva Láser

La depilación láser es un método que comenzó a utilizarse en la década del 90 para eliminar de manera permanente el vello no deseado mediante fotodepilación.

El primer equipo, Láser Rubí, era muy rudimentario; sólo podía emplearse en pieles muy claras y era bastante peligroso porque causaba quemaduras con facilidad, razón por la que se lo dejó de utilizar en poco tiempo.

Posteriormente surgieron el Láser Alejandrita, Láser Diodo y Láser Neodimio-Yag, los que resultaron mucho más efectivos y seguros.

La energía lumínica empleada para en este tipo de fotodepilación es haz de luz brillante, monocromático  y preciso, capaz de depositar una gran cantidad de calor en una zona específica.

La luz es absorbida por la melanina del cabello, se transforma en energía térmica y genera el calentamiento de las células del tallo piloso hasta destruir el folículo y, de esta manera, conseguir la eliminación completa y permanente del vello.

Los láseres empleados en depilación poseen una longitud de onda específica para que sea absorbida solamente por la melanina presente en el pelo y no afecte la piel circundante. Las longitudes comúnmente empleadas en depilación láser van entre los 700 y 1.400 Nm.

Actualmente, los sistemas de depilación láser son sumamente efectivos y seguros; se ha conseguido reducir las molestias casi al mínimo y muchos de ellos permiten ser empleados en pieles de todas las razas, incluso bronceadas.

Ventajas y Beneficios de la Depilación Láser

Las ventajas y beneficios que ofrece la depilación láser frente a otros sistemas depilatorios son amplias. A saber:

  • Permite eliminar el vello no deseado y mejora el aspecto de la piel ya que quita la sombra de los folículos notorios.
  • La piel queda siempre suave y tersa.
  • Es capaz de erradicar la foliculitis.
  • Remueve el vello en pocas sesiones y las molestias son mucho menores que antaño.
  • Mejora notablemente las manchas generadas por la depilación frecuente con cera.
  • Mejora la texura de la piel quitando las asperezas que han quedado como resultado de la depilación con depiladora eléctrica.
  • Los resultados se pueden ver a las pocas sesiones.
  • No daña la piel, no genera hematomas, irritaciones o vello encarnados.
  • La ausencia del vello es perdurable en el tiempo.
  • Evita que aparezcan varículas o derrames, comunes con el uso frecuente de la cera depilatoria.
  • Brinda la posibilidad de desvestir una zona del cuerpo en cualquier momento, sin tener que preocuparse si hay vello o no.

Además de todos los beneficios mencionados, si se tiene en cuenta la sumatoria de costos mensuales o quincenales con cera, la depilación definitiva láser termina siendo mucho más barata.

¿La Depilación Definitiva Láser es Para Siempre?

La duración de los efectos de la depilación definitiva láser son variables, ya que se deben tomar en cuenta determinados factores:

Que la aplicación se haya realizado de manera correcta; de este modo es posible asegurar la eliminación permanente de los folículos tratados y la reducción en la densidad del vello sesión tras sesión.

Los cambios hormonales pueden hacer que con el paso del tiempo pueda haber una aparición de vello nuevo. También, determinados tipos de medicamentos y causas relacionadas con las células madre pueden generar el mismo efecto.

El sistema de depilación láser permite eliminar el 99.9% de los pelos en etapa de crecimiento y los vellos que aparecen después de las primeras sesiones son los que durante la depilación estaban en fase de transición o descanso.

Es por esta razón que se requieren de varias sesiones para conseguir la eliminación total del pelo.

Tecnología y Máquinas Existentes

Existe una amplia variedad de láseres empleados en depilación definitiva y, según la longitud de onda en la que trabajen, resultan efectivos para un tipo de vello u otro.

Láser Rubí: (actualmente en desuso), trabaja a una longitud de onda de 695 nm, solo se aplicaba en pieles muy claras, acarreaba riesgo de quemaduras y era poco versátil.

Alejandrita: este láser emite una longitud de onda de 755 nm, es empleado en casi todos los tipos de pieles y vellos, pero es más efectivo en pieles de tonalidad clara o media.

Diodo: emite una longitud de onda de 810 nm, se emplea en la depilación de pieles más oscuras (fototipo <III). El láser soprano es el más conocido láser de diodo.

Láser Neodimio-Yag: posee una longitud de onda de 1064 nm, se usa en la depilación de pieles bronceadas o morenas.

Láser E-light o luz pulsada intensa: trabaja a longitudes de ondas entre los 420 y los 950nm, se aplica en variados fototipos de piel. El sistema conocido como Ridiard es un tipo de láser E-light que emplea una combinación de gases de xenón y kriptón capaces de generar una  onda profunda de alta repetición, menos dolorosa y con rápidos resultados.