LOS PEELING QUIMICOS

Los peelings químicos son un tratamiento utilizado para mejorar las características estéticas de la piel y algunas alteraciones de la misma. El agente quimioexfoliante es aplicado a la piel de manera tópica para realizar una destrucción contralada de porciones de la epidermis/dermis provocando la regeneración y rejuvenecimiento de los tejidos. Gracias a esto constituyen una herramienta importante para el rejuvenecimiento facial, y su popularidad está estrechamente relacionada con su versatilidad y la relativa sencillez de su proceso de aplicación.

La profundidad a la que los ácidos penetran clasifica a los peelings en superficiales, medios y profundos y los resultados obtenidos por este procedimiento dependerán de los agentes químicos utilizados y su concentración, el método de aplicación, el tiempo de contacto y capas aplicadas y el estado inicial de la piel. Además, la profundidad de acción de la preparación de ácidos utilizada determinará la incomodidad para el paciente (durante y después de la sesión), el tiempo de recuperación, la probabilidad de presentar efectos secundarios y los resultados.

Existen combinaciones de ácidos orientadas al rejuvenecimiento facial, con concentraciones bajas que actúan a nivel superficial-medio y representan una opción menos agresiva e incómoda para la piel del paciente, a su vez disminuirán la probabilidad de complicaciones como la hiperpigmentación post-inflamatoria. Una mezcla de ácidos con estas características es la de ácido glicólico al 30% combinado con ácido mandélico al 20% de los cuales haremos una breve descripción.

El ácido glicólico es el α-Hidroxiácido (AHA) con el peso molecular más bajo, lo que le brinda una gran facilidad para penetrar la piel, haciéndolo el AHA más utilizado. Tiene efecto queratolítico, antiinflamatorio y antioxidante. Su acción principal es el adelgazamiento del estrato córneo, lo que promueve la epidermólisis, dispersamiento de la melanina de la capa basal de la epidermis y aumento de la expresión de los genes que estimulan la producción de colágeno.